Viernes, 19 De Abril De 2024 3:39

Suscribite gratis

Recibí en tu email las noticias más importantes de Balcarce

Garbarino se presentó en la Justicia para evitar la quiebra

Acorralado por los pedidos de quiebras y embargos, Garbarino se presentó en convocatoria de acreedores para renegociar sus deudas. La crisis de la que fue la cadena líder de electrodomésticos se agravó en los últimos días: la semana pasada despidió a 1.800 empleados, cerró definitivamente sus últimos locales a la calle y ahora, finalmente, acudió a la Justicia para evitar la quiebra definitiva. La compañía, que fue comprada por Carlos Rosales en junio de 2020, adeuda alrededor de $ 15.000 millones y su futuro es una incógnita.
El emporio empresarial que lidera el empresario Rosales atraviesa fuertes complicaciones. Sobre todo, a partir de la compra de Garbarino y todas las unidades de negocios asociadas: Compumundo, dos plantas en Tierra del Fuego y la firma de viajes. Hace 16 meses, la cadena tenía 246 locales y un total de 4.325 empleados. Hoy le quedan apenas 850. Además, por alquileres impagos y falta de mercadería, cerraron sus últimas 105 tiendas.
La situación de los trabajadores es mucho más dramática. En su mayoría, no cobran desde abril y desde el viernes pasado comenzaron a recibir telegramas de despido, con la advertencia de que sólo podrán cobrar el 50% de la indemnización por los problemas financieros de la empresa. Frente a esto, el Gobierno dictó la conciliación obligatoria y por 15 días hábiles, ambas partes (el gremio de Armando Cavalieri y la cadena) están obligadas a negociar en el Ministerio de Trabajo.
Una fuente calificada del grupo de Rosales señaló que la situación de la cadena empeoró a principios de año, con la segunda ola de Covid-19 y que "no se puede mantener una estructura de 2.500 empleados con los locales cerrados y sin mercadería". Sin crédito ni productos para vender y en cesación de pagos, son el resultado de los fallidos planes de salvataje de Rosales.
Desde hace meses, Rosales intentó conseguir socios inversores y financiamiento estatal (Banco Nación y el BICE, entre otros), sin éxito. Tampoco logró subastar el 51% del paquete accionario de Compumundo. Desde la semana pasada, esta marca también había entrado en convocatoria de acreedores.
El concurso preventivo es una medida pensada para evitar la quiebra. Cuando una empresa con dificultades económicas, tiene la opción de presentarse en la Justicia para renegociar sus deudas. Según la ley, mientras eso ocurre puede continuar operando y los acreedores no pueden ejecutar los bienes ni trabar nuevos embargos. Lo llamativo es que Garbarino arrastra problemas desde hace meses y nunca se presentó en concurso, hasta este miércoles.
Desde abril, según datos del Banco Central, fueron rebotados 3.385 cheques por un total de $ 4.935 millones. La mala racha de Rosales es más amplia. Además de Garbarino, el empresario compró en enero de 2021 Radio Continental y sus dos FM (Los 40 y Urbana Play), al grupo español Prisa. Desde 2017, ya era dueño de la aseguradora Prof y también tiene un hotel en Misiones y el restaurante Schiaffino Bistró en la Recoleta. Con respecto a Garbarino, señalan que la dotación actual es de 300 personas más otras 170 que trabajan en Compumundo.

Pidieron autorización para realizar la Fiesta de Noel Previo

Pidieron autorización para realizar la Fiesta de Noel

Las autopistas, la VTV y el estacionamiento medido aumentarán entre un 45% y un 50% Siguiente

Las autopistas, la VTV y el estacionamiento medido aumentarán entre un 45% y un 50%

¿Querés estar al tanto de lo que sucede en Balcarce?, Unite GRATIS a nuestro newsletter.

Recibí a tu email